Bl
og

11.01.2018

Historia de la Depilación

¿Sabíais que la depilación no es algo de este siglo? Contamos con numerosos datos que demuestran que el ser humano empezó a depilarse mucho antes de lo que te imaginas. Hoy analizamos la historia de la depilación.

El principio de todo

Cada vez que se descubren nuevos restos arqueológicos nos sorprendemos más de lo que sabían nuestros primeros antepasados. Y es que se han encontrado piedras afiladas que los hombres utilizaban entonces para cortarse el vello de la cara por cuestiones de comodidad.

Los egipcios, una de las civilizaciones más avanzadas de nuestra historia, poseían un gran concepto de la estética y por tanto de la depilación. Para ellos era símbolo de la pureza y, por ello, se depilaban el cuerpo entero. Utilizaban pinzas y recetas para elaborar “cremas” o preparativos para depilarse, hechas a base de sangre de tortugas, gusanos o grasa de hipopótamo. También utilizaban ceras elaboradas con agua, azúcar, limón, aceite y miel.

En Grecia (cuna del deporte) tenían la idea de que el cuerpo depilado era un símbolo de belleza, juventud e inocencia. Este estereotipo pertenecía a la clases sociales más altas y a los atletas, que llegaban a depilarse el cuerpo por completo. De hecho, las esculturas de la época muestran el cuerpo femenino impoluto y para ello utilizaban cera de velas o ungüentos parecidos a los de los egipcios.

En Roma las mujeres se empezaban a depilar en su juventud justo cuando aparecía el vello. En los baños públicos existían estancias para la depilación a base de “dropax” (una pasta compuesta de vinagre y tierra de Chipre). Los esclavos eran los encargados de realizar esta tarea.

Según el Sunnah, los musulmanes debían depilarse para mantener su cuerpo limpio y, debido al Islam esta práctica se extendió a la India y África. Se utilizaban navajas y la técnica del hilo, la cual se ha vuelto a poner de moda en occidente.

En el imperio Chino, la depilación estaba relacionada también con un signo de pureza e higiene.

Los turcos también estaban dentro de esta práctica y crearon los “hamams”, una estancia dentro de los baños públicos donde las mujeres se depilaban. Hoy en día siguen existiendo.

Como vemos la depilación ha existido a lo largo de toda nuestra historia, sin importar la raza o la creencia. En todas las épocas la depilación ha sido vista como un síntoma de pureza, higiene y comodidad. Algo que no dista mucho de cómo lo vemos en la actualidad. En los próximos post seguiremos contando la historia de la depilación, la cual nunca deja de sorprendernos.

CERRAR COMPARTIR
Bl
og

Ley de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Más información aquí